Debates


3 abril, 2019

El juez Padilla contra los chanchos




           

      Por Alfonso B. Ippoliti



    Tenemos que destacar que el Poder Judicial de la Nación (tribunales federales) tiene su sede central en la Capital Federal, edificio Comodoro Luis  Py. Por tratarse nuestro país  de matriz unitaria, aunque la Nación reconozca autonomía de los estados provinciales, se ha distribuido en las jurisdicciones importantes, un tribunal federal en cada provincia o localidad relevante.

    Alli, se valoran los delitos federales  como trata de personas, narcotráfico, circulación de moneda espúrea, en cada una de las localidades.

    Existe un tribunal en la ciudad de Dolores, La Plata, a cargo del  juez Alejo Ramos Padilla, ante el cual se presentó una denuncia por extorsión por parte de un empresario, Pedro Etchebest ,quien se consideraba vulnerado en sus derechos.

    Esto es así porque un sujeto llamado, Marcelo D’Alessio, que decía ser abogado (no lo era) , espía de la DEA ( Departamento de Estado Americano), lo conminaba a pagar U$S  800.000,por arrancar (desaparecer) del expediente llamado “de los cuadernos”, un antecedente que lo comprometía agudamente. El argumento de Marcelo D’Alessio, era que resultaba necesario gratificar, al fiscal Carlos Stornelli, mediante un presente ($$$$) porque debía escriturar un inmueble que había pertenecido a un tal Yabrán en la zona costera de Pinamar, Provincia de Buenos Aires. Asi las cosas, es trasladado, el empresario Etchebest , en un lujoso vehículo y dos guardaespaldas que pertenecían  a la embajada de los EEUU, dónde él decía (D´ Alessio), que reportaba. Luego del extenso diálogo, se llegó a una cifra de U$S 100.000 de compensación por el favor de “sacarlo de la causa de los cuadernos. Lo interesante de esto es que la escena estaba siendo filmada por un amigo de Etchebest ; y, según esa misma filmación, oh sorpresa! estaba presente en mi GT el mismo bar el Fiscal Carlos Stornelli, que sería beneficiario del dinero-coima.

    Con este material, Etche nibest,  hace la denuncia ante el juez Ramos Padilla, quien dispone de inmediato, un allanamiento a la casa de D´ Alessio. Requisa más de una docena de celulares, tablets, y aproximadamente  una veintena de discos rígidos de computadoras y carpetas, en las cuales se destacan  implicancias de la gobernadora de Bs.As . María  Vidal, la Ministra Patricia Bullrich, los jueces de la suprema corte  Fernando Rosenkrantz  y Horacio Daniel Rosatti, entre otros implicados. Se empieza a vislumbrar la constitución de una verdadera asociación ilícita con ribetes privados, pero que se servía del presupuesto del Ministerio de Seguridad  y que tenía como beneficiarios de esas informaciones al fiscal Carlos Stornelli, el fiscal Juan Bidone y las diputadas Elisa Carrió  y Paula Oliveto, ambas, de la Coalición Cívica.

    La mecánica parece ser la siguiente. D´ Alessio (el falso abogado) mediante el recurso de intimidación y ostentación, amenazaba a sus “presas” diciéndoles que al día siguiente miraran el programa “animales sueltos” donde se lo iba a  mencionar. El  encargado de levantar este dato era el periodista Daniel Santoro del diario Clarín, quien si el amenazado “no se asustaba”, lo exponía  en la columna del mismo diario el día domingo. Con este dato y esta publicación, el fiscal Stornelli, habría una causa contra la persona; una variante de esta operación era que las diputadas Carrió y Oliveto, se sirvieran de los datos de D´Alessio, o las escuchas del sistema judicial, donde trabaja,  Mateo Stornelli, hijo del Fiscal Stornelli,  quienes manifestaban que habían recibido “un anónimo”, lo cual era prueba suficiente, para abrir una causa contra el que sea.

    Analizada  una parte de la documentación, el juez Ramos Padilla, concurre a una citación del Congreso Nacional,  que le hace la Comisión de Derechos de Libertad de expresión, y allí expone los hechos, previo enviar varias cajas con la documentación. Por la repercusión que adquiere esta investigación, luego, es citado a la Comisión de Seguridad del mismo Congreso Nacional.

    Al día de hoy, Ramos Padilla ratifica su competencia en la causa, porque ha ocurrido en la costa, Pinamar, que es de su jurisdicción y la amplia gama de delitos comprenden a la zona de Dolores. Los tribunales de  Comodoro Py donde se refugia Stornelli, le disputan la causa, mientras el fiscal Bidone de la provincia del Bs.As ha sido separado de su cargo, el fiscal Stornelli, continúa evadiendo las citaciones del Juez Padilla.

    La reflexión es que si un acto de desobediencia  y rebeldía del fiscal Stornelli, llega a este extremo que le queda al ciudadano común? ¿Por qué una persona, como Stornelli no cumple con los deberes que a otros el exige y los manda a buscar por la policía?

    Ahora bien, si utilizó tantos informes falsos, para “armar causas”, como es la sospecha de la “causa de los cuadernos” y la “causa del gas”, como confiar en esta persona ¿??

    La historia continúa.

    Comentarios



Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de La Revista La Vena , siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente https://www.lavena.com.ar . Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de Lavena.com.ar.

Relacionadas