Noticiario


20 mayo, 2019

LA SALUD ESTA DENTRO DE UNO




           

      Por Ruben Esper Ader



    Hay algo inmaterial dentro de uno que nos anima

    Esto lo afirmó Kenneth Rakowicz, en una larga exposición referida a la salud y la enfermedad en el ser humano. Seas niño, joven o adulto, estos conceptos básicos resultan fundamentales para mantener un camino con fortaleza física y anímica.

    Estos dichos los realizó en el marco de la conferencia: “Quiropráctica: filosofía, ciencia y arte”; llevada a cabo en las Segundas Jornadas de Salud Integral.

    Al inicio nos decía con humor: “van a escuchar algunas cosas raras…cuántas veces en la vida hemos ido a un profesional de la medicina  y nos ha hablado de la salud: nunca.Simplemente porque el sistema que nos domina no es de la promoción de salud, sino de la enfermedad.Por esta razón, esta amada profesión mía, llamada quiropráctica,https://www.youtube.com/watch?v=EOEdhwbb9bA

    nació hace 120 años en EEUU…para llenar ese hueco de entender mejor lo que somos.

    Comentaba que su actividad está enfocada no en lo te hace estar enfermo, sino en lo te hace estar sano  y lo que te hace estar sano ya está  dentro de uno. Relató su experiencia de estar, junto a su mujer, en los partos de sus hijos, los cuáles que nacieron en su casa. En ellos experimento, ese aserto de que la salud está adentro de cada uno.

    “Para nosotros la enfermedad es el desorden y la salud es el orden. Entonces, todo lo que ocurre cuando hay desorden son síntomas, son fantasmas, lo que ocurre cuando no está expresando su salud, que insisto viene desde adentro”, aseguró.

    Luego realizó citas históricas con respecto a los comienzos de la profesión y allí ubicó al iniciador en el año 1895, David Daniel Palmer, que sufrió, a su vez  muchas persecuciones en pos esas actividades quiroprácticas.

    Reconoció que su filosofía es vitalista; la cual reconoce que el ser humano es mucho más que  todas sus partes juntas; sino que hay algo inmaterial que dentro de uno que controla y anima el tejido físico, esa es  la inteligencia innata……esa sabiduría que uno tiene se utiliza para controlar la hipertensión arterial, para limpiar los intestinos…nosotros sabemos lo que necesitamos y jamás nos equivocamos y las decisiones  a veces no son las mejores y allí está la pérdida de la salud.

    La quiropráctica no es una técnica, es una filosofía de vida, todo lo que hacemos tiene una intención. Un compositor de huesos, un kinesiólogo pueden utilizar la misma técnica, pero no es un quiropráctico. Hay un orden en el Universo y ese mismo orden está dentro de nosotros. Mis pacientes vienen para escuchar, aprender y tomar un camino de vitalidad”, sentenció.

    Y marcó Los 5 pasos de la vitalidad:” Un organismo que está vivo, por ejemplo debe asimilar, comer una manzana y convertirla en células; tiene que tener la habilidad de eliminar los residuos de su organismo,evacuarlos; tercero, el crecimiento hasta el final de nuestras vidas; luego tiene que tener la posibilidad de reproducirse, para poder seguir y viaje y lo último es la habilidad de adaptarse a su medio ambiente interno y externo.Es un baile constante de acomodamientos a nuestra filosofía a cualquier demanda que hay en nuestras vidas. Utilizamos la adaptabilidad de nuestros pacientes y salirse de nuestra comodidad”.

    Ya promediando la conferencia, junto a un público muy concentrado en sus relatos, explicitó: “Hemos descubierto que cuando hay stress, el sistema nervioso central esta sobrecargado, física, psíquica, emocional y químicamente, pierde su tono; con vertebras que pierden su lugar y provocan lo que llamamos subluxación vertebral https://www.youtube.com/watch?v=z9qpALGJjDQ  y que se produce cuando la vértebra se corre de su lugar generando una presión sobre el sistema nervioso central, distorsionando nuestra percepción sobre las necesidades y demandas externas e internas; distorsionando nuestras respuestas a esas demandas”.

    En un momento se preguntó:” Cómo contribuyo, cómo logro la salud de un paciente. Bien, periódicamente, por toda su vida reviso el sistema nervioso central, para que no haya nada que afecte a ese columna vertebral…soy como un afinador de un instrumento. Entonces, supongamos que tengo un paciente, encuentro una subluxación vertebral, con o sin síntomas; porque mi trabajo no tiene  nada que ver con sentirse bien. Sentirse bien, no es mi meta. Sino, mi objetivo es asistir para que el ser humano  funcione bien, lo cual no significa que uno va a sentirse bien. El sistema de salud que nos domina nos enseña que cuando uno está sano, se siente bien…o el caso de sentirse mal, no significa que está enfermo”.

    Dio algunos ejemplos, sobre excesos como si se bebe o come en demasía es probable que el organismo lo rechace con vómitos, dolores, diarreas, etc. ¿Nos sentimos mal o estamos reaccionando bien a un malestar?  Estoy enfermo o sano. Veamos los enfermos declarados con cáncer; que paso el día antes, que tenía síntomas: ¿ Acaso no tenía cáncer? Claro que por años o décadas lo tenía. Entonces simplemente por sentirse bien, no quiere decir que estoy sano.Cada persona debe ejercer su propia adaptación.

    No hace falta nada exterior. Ya está dentro de uno y es nuestra responsabilidad. Solo hace falta tener un estilo de vida propio, integro e incorporar esas técnicas y el entendimiento  para transitar un camino de confianza, donde uno reconoce que el cuerpo se enferma y porque se adquiere. Hemos aprendido que la enfermedad es real. Nos estamos muriendo. Nuestro cuerpo es imperfecto, tiene fecha de vencimiento, tienen horas de uso y se acaba, esto debemos aceptarlo no se puede evitar. Uno puede envejecer con elegancia y morir con dignidad, este es mi práctica, vivir con dignidad. Enseño a vivir con dignidad. Mi rol es limpiar esa vía de comunicación…y el campo dónde uno juega tenga mayor amplitud”, concluyó Kenneth, con el sostenido y cálido aplauso que le brindaron en la concurrida sala de la Nave Cultural mendocina.

    Comentarios



Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de La Revista La Vena , siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente https://www.lavena.com.ar . Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de Lavena.com.ar.

Relacionadas