Maipú y sus lágrimas de savia

La Vena-( L.V) En Mendoza, la CULTURA DEL ÁRBOL… ¿Existe, o es una frase más que nos hemos acostumbrado a escuchar, y hasta nos la creemos?

Teresita Capezzone- (T.C) Y quisiera saber…

L.V -¿Por qué la saña con el árbol del patrimonio público?

T.C -En mis recorridos por el departamento de Maipú, como inspectora Ad honorem de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Provincia, veo como se tala, poda, quema o hiere a los árboles incumpliendo la ley provincial 7874 y las ley nacional 13273,  principalmente de parte del propio vecino frentista, el supuesto guardián y protector del árbol que vive en la puerta de su casa; ese mismo árbol que sustenta la calidad de vida de los mendocinos; ese mismo árbol que nos da múltiples servicios ambientales y que nos permite tener el privilegio de vivir en una “ciudad bosque “. Se puede dar una larga lista de las bondades y beneficios que nos trae un arbolado sano y numeroso, pero son las mismas cosas que nos enseñaron en la escuela primaria, y que en algún momento olvidamos o des creímos.

L.V -Sigo preguntándome… ¿Por qué alguien daña un árbol del patrimonio público con consecuencias funestas para sus hijos, nietos y vecinos?

T.C-Tristemente el departamento de Maipú ostenta el título de ser una de las comunas ( si es que no la más) que más maltrato da a su arbolado. Pero aquí no hay inocentes, gobierno, municipio, irrigación, vialidad, empresas de servicios y todos los vecinos tenemos la hermosa  e indelegable tarea de cuidar, proteger y reponer el arbolado, honrando a los visionarios como Carlos Thays, Emilio Coni y Emilio Civit,  que hace tantos años supieron encontrar la salud y calidad de vida para los mendocinos a través de la plantación de árboles, e increíblemente esto sigue siendo una de las pocas soluciones económicas y factible para amortiguar las consecuencias del cambio climático, la contaminación del aire, del agua y tantos otros problemas ambientales que se ciernen sobre nosotros con oscuros pronósticos…

…por mi parte, seguiré buscando respuestas a ver si de esa manera encuentro aún más argumentos para convencer a los mendocinos de la necesidad imperiosa y urgente de amar con todo el corazón a nuestros árboles, como lo hicieron y lo hacen nuestros pueblos originarios, considerándolos sagrados y de una vez por todas hacernos de la verdadera cultura del árbol el árbol es un bien público, colectivo y social

La vena N° 54 – octubre de 2012

Teresita Capezzone Fundación Cullunche – Delegación Maipú

Compartí esta nota 

TE PUEDE INTERESAR

MUJER y CIENTÍFICA. EL PLANETA ESTÁ VIVO Y ES CAPAZ DE AUTORREGULARSE
QUIEN ES EL BÁRBARO
MÉXICO CONTROLA DAÑOS AL AMBIENTE
EMPRESA EL AZUFRE. MÁS CRÍTICAS
MENDOZA. FUERTE RECHAZO AL AZUFRE
24 DE MARZO. CAPÍTULO MENDOCINO
DÍA MUNDIAL DEL AGUA. Iniciativa popular
¡OJO!SCIOLI ABRIÓ EL CAMINO A LA CONCESIÓN DE AGUA PURA EN BS. AS
10 AÑOS DE LA PARTIDA DE HUGO CHAVEZ