Socioambiental


3 agosto, 2019

Sandra y Rubén




           

      Por Revista La Vena



    Sandra y Rubén

    Dos perdidas muy sentidas por la comunidad

    Un 2 de agosto de 2018, la irresponsabilidad de un Estado ausente provocó una tragedia.

    Aquél día, a las 7.45 de la mañana, la vicedirectora Sandra Calamano y el portero Rubén Rodríguez, ingresaron a la cocina de la Escuela N° 49 “Nicolás Avellaneda” de Moreno para prepararle el desayuno a los chicos que estaban por ingresar a la institución. Pero uno de ellos, prendió la luz del cuarto y la chispa eléctrica de la perilla produjo una enorme explosión por un escape de gas que ellos creían solucionado. La ola expansiva los arrojó por el aire y aterrizaron, los dos cuerpos, a más de 30 metros, sobre el patio del colegio. Ambos murieron en el acto.

    Quince minutos después tenían que ingresar los estudiantes, que de haber estado presentes, la tragedia hubiera sido tremenda.

    De nada valieron las reiteradas notas y manifestaciones al gobierno, durante los meses anteriores, para reclamar que la conexión de gas funcionara como corresponde, sin riegos para ningún miembro de la comunidad educativa.

    Volver. Después de 89 días, sin clases, recién se pudo abrir la escuela. Todo ese tiempo para comenzar a comprender esas dos muertes evitables de Sandra y Rubén. Los mil alumnos, durante ese tiempo-mientras se refaccionaba el edificio- se encontraban en un polideportivo y en la iglesia, para almorzar y mantener el contacto con lxs docentes.

    Las reflexiones pueden ser varias, pero lo que si queda claro es que si bien el objeto material que los mató fue una garrafa de gas, se pudo evitar; si el abandono del Estado a la educación pública y la desidia deliberada, no lo hubieran permitido.

    La voz de los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal.

    “Los techos, la electricidad y el gas fueron las tres prioridades de infraestructura que se acordaron para que se hagan las obras”, refería, el funcionario Cattaneo, sobre el acuerdo que debería haberse finalizado para el comienzo lectivo de ese año. Desde la Dirección de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires aseguran que desde 2018 se invirtieron más de $ 550 millones para realizar las obras de infraestructura en los 279 servicios educativos repartidos en los 192 edificios de Moreno. Si bien las contrataciones de las empresas a cargo se hicieron de forma directa para acelerar los tiempos, al día de hoy hay 54 escuelas que continúan sin servicio de gas porque no se terminaron totalmente los trabajos, según un relevamiento que hizo el sindicato SUTEBA.

    Estado actual de la escuela

     Prohibición

    El INCAA prohibió la proyección del documental «Escuelas Bomba» en el Cine Gaumont de la Ciudad de Buenos Aires, donde se denuncia y se reconstruye la trama del abandono estatal que segó las vidas de Sandra y Rubén.

    El SUTE, comunica que el viernes 9 de agosto, a las 18,30hs. el documental será proyectado en la Sede Central del SUTE , calle Coronel Plaza 556,ciudad

    En cada rincón donde hay una escuela, en la Argentina, los trabajadores de la educación ( directivos, docentes, celadores) se prodigan para que a lxs niñxs no les falte la asistencia alimentaria mínima, ya sea desayuno o almuerzo. Si los gobiernos no toman conciencia de estos casos, el riesgo de vida será más permanente que aislado, cuando de trabajar en una institución educativa se trate.

    Comentarios



Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de La Revista La Vena , siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente https://www.lavena.com.ar . Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de Lavena.com.ar.

Relacionadas